jueves, 18 de mayo de 2017

No ganan para sustos

Superado el susto que podría haber supuesto Le Pen en el Elíseo, susto para la inestable estabilidad de la Unión Europea azotada por el Brexit y con Holanda descartada, ahora le toca el turno a Austria, de indudables ecos históricos, pero que ahora, frente a las elecciones del 15 de octubre, podría producir un canciller del Partido de la Libertad, Heinz-Christian Strache. Por supuesto que se hará todo lo posible por evitarlo. De acuerdo, puede no lograr el puesto, pero se puede decir lo mismo que con Francia y Holanda: hay que contar los millones de europeos que les votan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario