miércoles, 7 de junio de 2017

Voto y clase social

Siguiendo con el post de ayer, un buen análisis del apoyo y el voto a Trump. La versión dominante, según su autor, es que ha sido apoyado por obreros (cuello azul) y la clase trabajadora (working class) en general. Frente a ella, lo primero que hace es intentar definir cómo sabemos que alguien pertenece a dicha clase. El nivel de estudios no parece suficiente, dadas las egregias excepciones de algunos hipermillonarios en el mundo de la informática y, añado, el porcentaje de desempleados con estudios universitarios completos. La renta familiar, tampoco. Los votantes de Trump tenían niveles relativamente altos incluso con niveles de educación bajos.
In short, the narrative that attributes Trump’s victory to a “coalition of mostly blue-collar white and working-class voters” just doesn’t square with the 2016 election data. According to the election study, white non-Hispanic voters without college degrees making below the median household income made up only 25 percent of Trump voters. That’s a far cry from the working-class-fueled victory many journalists have imagined.
 El afirmar el papel de la clase trabajadora en los procesos políticos, sea porque son portadores del germen de una nueva sociedad como pretende una izquierda, sea porque demuestra la mala calidad de los votos obtenidos por una determinada formación como pretende una derecha, precisaría análisis concretos de situaciones concretas (como creo que pedía Lenin -el ruso, no el ecuatoriano-). La "rugosa realidad" tiene eso.
(Añadido el 9: Para complicar el análisis -la realidad es insensible a estos problemas-, tenemos la dificultad de definir quién es de qué clase. Véase, si no, las diferencias entre aplicar un criterio u otro según el Pew Research Center:

No hay comentarios:

Publicar un comentario